Recetas

Top blogs de recetas

viernes, 15 de febrero de 2013

TU BROCHETA

Día a día la gastronomía ha ido tomando relevancia. Hace apenas un siglo, comer, era un acto puramente de supervivencia y la alta gastronomía solamente estaba al alcance de unos pocos. 
Con el paso de los años , ayudada como no por la evolución de la sociedad, que ha ido creciendo en bienestar, la comida se nos ha convertido además de una necesidad, en un placer para nuestros sentidos. 
Si miramos simplemente la evolución de nuestros platos lo podemos observar con facilidad. 
Nuestras abuelas, nos servían las ensaladas con pedazos grandes de lechuga, enormes pedazos de tomate y en una bandeja de "duralex".No por ello nos sabía peor, pero el acto de comer era un simple "trámite" dónde la familia se reunía alrededor de la mesa para alimentarse.Cierto es también que en los tiempos de nuestros abuelos tampoco estaban las cosas como para muchas "florituras", pero también es cierto que la comida en sí tenía una importancia distinta a la que tiene hoy . Nuestros comentarios acerca de esa comida eran meramente simbólicos: " me ha quedado un poco soso"," el guiso esta demasiado caliente", etc. 

Hoy en día esto no sucede. En nuestras casas las ensaladas se sirven, por ejemplo, con varios tipos de lechuga, cortada en pedacitos pequeños, y aliñada con jarabe de módena. Una ensalada ya no es algo que se pone al centro para rellenar, sino que es un plato más que podemos enriquecer con queso de cabra, con frutos secos, con marisco y con cientos de ingredientes más. 

Llegados al siglo XXI, y entrando en el tema que nos ocupa, nos hemos vuelto muy exigentes en la cocina. 
Y aquí es donde nosotros tomamos partido. 
Las personas, acudimos a los restaurantes por placer, no sólamente por necesidad de alimentarnos. Nos importa tanto que la comida este sabrosa, como que esté bien presentada. No nos gusta cuando un plato nos lo presentan mal , o con un triste "chorreón" de aceite. En los restaurantes, hacemos negocios, nos reunimos con nuestros clientes, jefes, amigos, y necesitamos que haya una "presencia" en todo nuestro entonrno. Nos gusta sorprender y que nos sorprendan. 

Con los soportes de brocheta Daveandorse conseguimos todos los objetivos que esperamos de un plato. Nos sorprende su presentación y sorprendemos a nuestros compañeros de mesa, además de disfrutar de una buena carne , pescado, verdura e incluso fruta ensartada en una espada. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario